Mi experiencia mxm – una evaluación de Icíar Sen


Primer encuentro “Motivos para motivarte” en el altillo del COAC – Debate abierto

“Arquitectos, dejad que el sol y el aire entren en los edificios” (Dr Josep Martí, ponente Congreso Arquitectura, Salud y Clima)

En primer lugar felicidades por el esfuerzo a todos los organizadores de BAM. Me parece que hay que tener una energía de titanes para mover voluntades y hacer realidad algo…
Creo que hay que valorar muchas cosas del encuentro, vayamos por partes:

Formalmente, me parece un acierto que se celebre en el altillo del COAC. Lo que quizás fue una imposición del Colegio (lo ignoro) creo que juega a nuestro favor. Es un espacio-mirador abierto a la ciudad, un poco elevado sobre el plano de la calle, donde “entra el sol y el aire” (esta petición desesperada del Dr Josep Martí, uno de los ponentes del Congreso, a los arquitectos, me llegó de nuevo al alma). Muy diferente de la claustrofóbica y ensimismada sala de actos, aislada de lo que sucede a su alrededor.

Creo que el espacio ya es una apuesta, un posicionamiento que parece estar diciendo, “arquitectos, abramos los ojos a la ciudad, a lo que está sucediendo” actitud que enlaza con el actual clamor de los indignados. Abramos nuestros foros de debate a todos los ciudadanos, tengamos en cuenta sus opiniones.

La apuesta de funcionamiento de estos eventos ya es algo diferente: rompe la barrera entre el “experto” el técnico, el creador de espacios y los usuarios de estos espacios. La originalidad radica en que el encuentro adquiere su sentido y funciona si el público participante opina. Y estas opiniones (estos post-its) son los ladrillos que construyen el posterior debate y a la larga, sientan las bases para el futuro congreso en 2012.
¿Cómo hacer que funcione realmente este frágil sistema? ¿Cómo recoger las opiniones, procesarlas y vertirlas de nuevo al público “clasificadas” para generar un debate…y todo ello EN DIRECTO?

Pienso que antes del visionado de las ponencias han de quedar muy claras las preguntas que se formularán. Me parece bien la nueva propuesta: simplificarlas y personalizarlas. Y me parece importante explicar qué papel va a jugar el público, qué función tendrán sus opiniones, para qué servirán.

Habría que revisar el tamaño post-it para que sea más visible y que facilite el trabajo del maestro/a de ceremonias que ha de tener una capacidad de síntesis extraordinaria.
Pero planteo una duda: si la convocatoria es un éxito y aumenta mucho el público, este proceso de clasificación en directo ¿no será demasiado largo? Creo que cansará o desinteresará. Quizás sería mejor que los asistentes, tras escribir sus respuestas y ser recogido el material, verbalizasen sus opiniones. Es cierto que, como dijiste, los tímidos quizás no se atrevan, pero ya habrán dado su opinión por escrito que sí será valorada.
Así se “escenificaría” mejor la horizontalidad que pretendemos que tenga la convocatoria.
Más tarde se podría colgar en la web, un mini resumen con todas las opiniones vertidas durante el acto.

En el encuentro del viernes creo que, como muy bien apuntó la arquitecta italiana (no sé su nombre), existía una inquietud, deseo común a muchas de las opiniones expresadas: visibilizar lo que ahora es invisible. Es decir, “iluminar” lo que está oculto, informar desde el punto de vista de la salud, sobre la arquitectura. Esta ha de ser, entre otras, la misión del BAM, ha de hacer de altavoz de lo que los expertos saben y no han dicho o no han podido decir sobre la arquitectura y la salud. Y ya lo está haciendo!!

La vehemente petición que surgió en el debate, en boca de Armando, de “pasar a la acción”, realizar un proyecto conjunto aunando las diferentes experiencias profesionales, concretando las inquitudes en una propuesta, me pareció muy interesante. No sé cómo podríamos articularla. Es un tema para pensar. Quizás el concurso convocado por BAM podría tener algo que ver con esto. Hace un par de años el Ajuntament de Barcelona junto con el FAD y EL Periódico organizaron un concurso titulado “RACONS PUBLICS” que proponía una serie de “puntos negros” en Ciutat Vella como tema a resolver: medianeras vistas, rincones degradados, plazas inutilizables, entregas entre edificios conflictivas etc. El Periódico difundió la convocatoria. Tuvo mucho éxito de participantes y propuestas muy creativas. Quizás se podría hacer una nueva versión “sostenible”, de Bio-micro-urbanismo. Cómo resolver una serie de espacios de manera que ofrezcan los valores de la bioarquitectura o el biourbanismo al ciudadano…

Un saludo a todos los que estuvisteis allí y a todos los que estáis leyendo estas líneas… abramos el debate !

[Esta entrada es una contribución de Iciar Sen (arquitecta), la reportera  voluntaria del BaM. ]

[El evento al que se refiere es una de las citas MxM de revisión participativa de las ponencias del Congreso de Bioarquitectura 2011. Enlaces a: Capsulas editadas del Congreso y Documentos .pdf y .ppt de los ponentes]

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.